Sales de Llierca

 Sales de Llierca se extiende por el valle del río Llierca. La población está diseminada y la economía se basa en las explotaciones forestales, complementadas por una agricultura pobre. Es un de los municipios de la Garrotxa dónde el descenso demográfico es más acentuado.

Centrado en la antigua iglesia parroquial de Sant Martí, el origen del lugar es el antiguo castillo de Sales, las impresionantes ruinas del cual se erigen a 1 km en posición estratégica, en lo alto de un contrafuerte, centro de la baronia de Sales. La iglesia estaba dedicada a Santa Maria. Muy cerca está la ermita de Sant Jordi. El municipio comprende, además, los pueblos de Sadernes, Entreperes y Montellà, el despoblado de Gitarriu y el castillo Sespasa.

Sales es un municipio un tanto peculiar. El Ayuntamiento, está en Tortellà, El castillo, símbolo del pasado más glorioso, invita a explicar historias de fantasmas, reconfortados al calor de una estufa de leña, en una noche de lluvia y viento.

El castillo de Sales. Del castillo de Sales, la gente todavía lo llaman el castillo del verro, y parece que tiene relación sobre todo con la dinastía de los Malart, y más concretamente con un tal Joan Malart, un señor feudal que utilizaba todas las malas artes para explotar, vejar y robar a sus vasallos. La visita a las ruinas del castillo de Sales produce hoy en día, todavía una sensación extraña y misteriosa.

 

Municipio
Ayuntamiento. Plaza Iglesia, s/n. Tel./fax 972 19 51 47

Servicios
Ferias y Fiestas
Fiesta pequeña (Sant Jordi) el dia festivo más próximo al 23 de abril
Fiesta mayor de Sant Martí 11 de noviembre
Fiesta mayor de Santa Cecília (Sadernes) 22 de noviembre

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí